VOLCÁN ETNA

Lo mejor de Sicilia
DESCRIPCIÓN:

La mayor atracción natural de Sicilia es también su montaña más alta. Para los antiguos griegos, el Monte Etna era el reino de Vulcano, dios del fuego, y el hogar del monstruo tuerto conocido como el Cíclope. Con aproximadamente 3350 metros, es el volcán activo más alto de Europa. La altura de su cumbre cambia con cada erupción, y a lo largo de los siglos, algunos flujos de lava han llegado a la costa. Más de 1200 metros cuadrados de la superficie del Etna están cubiertos de lava solidificada. El Etna ofrece esquí en los meses de invierno y caminatas impresionantes en el bosque durante el verano. También hay una serie de picos más pequeños en las laderas del Etna, y algunas cavernas interesantes. Dado que el Etna es un volcán estrato, con temperaturas de lava relativamente frías y numerosas aberturas (respiraderos), nadie sabe con precisión en qué parte de su vasta superficie será la próxima erupción. La larga historia registrada del Etna ha demostrado ser invaluable para los vulcanólogos del mundo.

Varias especies de roble y pino de piedra, así como abedul y haya, cubren gran parte de su superficie. Las plantas de escoba y otros arbustos salpican el área, especialmente en altitudes más bajas. Los árboles caducifolios del Etna cambian de color en otoño, creando una espectacular panoplia de sombras cambiantes.

 

Ranas, sapos y tortugas viven en los arroyos y pequeños estanques de los bosques del Etna. También hay varias especies de serpientes y lagartos ubicuos de Sicilia. Zorros, ardillas, comadrejas, liebres, erizos, puercoespines y algunos gatos salvajes también consideran al Etna como su casa. En lo alto, verá búhos, halcones, perdices y ocasionalmente el águila real, una especie mediterránea reintroducida aquí en los últimos años. En el área del lago Gurrida, hay garzas, patos y aves migratorias.